Escuelas Católicas reconoce la rápida y buena labor de La Salle poniendo en marcha la escuela on line

 
Imagen de Redacción web
Escuelas Católicas reconoce la rápida y buena labor de La Salle poniendo en marcha la escuela on line
de Redacción web - miércoles, 25 de marzo de 2020, 18:01
 

Los centros educativos de La Salle en Castilla y León, siete en la comunidad: La Salle (Astorga), La Salle (Burgos), Escuela Profesional Agraria La Santa Espina, La Salle Managua (Palencia), La Salle (Palencia), Nuestra Señora de Lourdes (Valladolid) y San Juan Bautista de La Salle (Valladolid) fueron de los primeros en comenzar su adaptación docente a la nueva situación provocada por el coronavirus. 

La ayuda que les ofrece la red de centros educativos La Salle de toda España y su experiencia previa con el trabajo educativo online están siendo determinantes en estos momentos.

La Salle en España (ARLEP) acordó unas decisiones y recomendaciones de estudio a distancia, de manera coordinada con todos los sectores y centros. El objetivo final es crear una “escuela de aprendizaje online” que ya está en marcha gracias al trabajo que están realizando todos sus docentes en toda España, con toda la experiencia acumulada durante estos primeros días de educación a través de internet.

Desde el principio de la crisis se recomendó el teletrabajo, sustituyendo las reuniones presenciales por videoconferencias. También se adoptaron medidas para dar continuidad a la actividad lectiva vía telemática con atención permanente por parte de los educadores a las necesidades que alumnos o familias puedan plantear.

Bajo el hastag #LaSalleEnCasa, la institución también quiere concienciar en sus redes sociales a favor de la necesidad de evitar todas aquellas acciones que contribuyan a la propagación y contagio del coranavirus.

“Nuestra valoración de la experiencia es muy positiva”, explican desde la oficina de La Salle para las obras educativas de la zona noroeste de España y Portugal. “Trabajar en red con 120 colegios en España y Portugal nos ha hecho implantar con rapidez este protocolo que el equipo TIC tenía predefinido de atrás y que, en menos de 24 horas, estaba adaptado a este tiempo presente que vivimos”, comentan.